¿Qué es, de qué consta y para qué sirve un Anteproyecto?

Aunque es despreciado por muchos, el Anteproyecto es un paso previo importantísimo en la Edificación.

Dice el refranero popular que “lo que bien empieza, bien acaba” y el Anteproyecto tiene mucho que ver con ello.

Antes de tirarse a la piscina sin mirar, o peor: arrastrar al Cliente con uno; lo inteligente, prudente y profesional es darle forma a esa Idea Inicial y esbozar un camino a seguir.

Veamos qué podemos contar de este documento preliminar:

¿Qué es?

El Anteproyecto es un documento que sintetiza la Idea Inicial del Proyecto a desarrollar. Se enumeran las Necesidades que se pretenden satisfacer y se esbozan las Soluciones a emplear para conseguirlo.

¿De qué consta?

Consta de una primera parte denominada Memoria Descriptiva en la que se exponen los Conceptos Básicos de la vivienda, ubicación, tipología, etc. así como las Necesidades a satisfacer y el objetivo final del Proyecto.

En una segunda parte, denominada Memoria Constructiva. Se esbozan las técnicas y los materiales a emplear de un modo general, teniendo en cuenta todos los capítulos que existirán en la posible obra, pero sin detallar en exceso los mismos.

La tercera parte consta de Mediciones y Presupuesto. Tanto las primeras como este último no pueden ser sino aproximadas, debido al carácter preliminar del documento. Sin embargo, permiten hacerse una idea fiel del desembolso económico necesario para ejecutar la obra.

También se añaden a este apartado los costes estimados necesarios para llevar a buen término la Idea Inicial: Redacción de Proyecto (Básico y de Ejecución), Honorarios de Dirección Facultativa, Gestión de Obra y los de los trámites y Licencias pertinentes de cada Administración.

La cuarta parte se denomina Anexo Gráfico y consta de una serie de Planos conceptuales que son útiles simplemente para transmitir la idea a los agentes intervinientes y poder efectuar mediciones aproximadas sobre ellos. También se pueden añadir fotografías de la vivienda en cuestión.

En Cathenaria añadimos a estos cuatro apartados un quinto, denominado Planing Inicial del Proyecto, que desarrolla de una manera aproximada un calendario de actuaciones desde que se encarga la redacción de Anteproyecto hasta la futura obra, repartiendo el tiempo disponible hasta el inicio deseado de esta última en la redacción y tramitación de todos los documentos y licencias necesarios.

¿Para qué sirve?

En esencia, un Anteproyecto permite tanto al Cliente como al Estudio, hacerse una idea bastante fiel del grado de complejidad del Proyecto a llevar a cabo y anticipar un coste aproximado del mismo.

Al mismo tiempo permite, tanto al Cliente como al Estudio, relacionarse con las administraciones correspondientes de una manera más fluida; pues permite hablar con los técnicos de estas administraciones en su propio lenguaje, anticipando posibles problemas, requerimientos, o dificultades legales.

Por último, permite esbozar la línea temporal del Proyecto en cuestión, contestando a preguntas como ¿cuándo podríamos empezar? o ¿cuándo se podría terminar?.

Y hasta aquí la breve historia del Anteproyecto. Para contextualizarlo en el desarrollo de un Proyecto, al final de esta página tenéis un pdf donde podéis ubicarlo en la línea temporal de una Gestión Integral.

 banner contacto

o visita nuestra web cathenaria.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s